FILOSOFIA Y LOGICA

Se tiene en ciberespacio. Los estudiantes “Suben” información. Pueden comentarla o polemizar. Se calificará la calidad de las participaciones


No estás conectado. Conéctate o registrate

UN VIAJE POR EL SER Y EL VACIO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 UN VIAJE POR EL SER Y EL VACIO el Miér Sep 29, 2010 5:10 am

Un viaje por el Ser y el Vacío

Estuve un fin de semana acostado a media tarde con un dolor estomacal, el cuerpo adormecido y mi cabeza algo hinchada. Los pensamientos fluían con toda libertad, casi libertinaje. Me costaba concentrarme, me sentía algo atontado, así que me volteé hacia la pared, cerré los ojos y deje de dar ordenes. Las imagines aparecían con toda naturalidad, los colores, figuras y formas me hacían recordar la sicodélica de aquellos viejos tiempos en donde la libertad de expresión, la rebelión de los jóvenes y el rock & roll comenzaban a surgir.
La imaginación estaba en su apogeo. Podía viajar a cualquier lado, simplemente debía dejarme llevar.

Mi imaginación me llevo al universo. Lograba ver los planetas, las estrellas que estaban a millones y millones de kilómetros; lograba sentir la inmensidad, era como si mi cuerpo si inflara, pero a la vez, sentía mis limitaciones, sentí mi pequeñez reducida a un objeto invisible ante el universo.
Quise acercarme a una estrella, a una bola de luz, de energía. A medida que me acercaba, la inmensidad de la estrella iba desafiando a la imaginación, pero mi imaginación no se quedo atrás, y ante la potencia de la luz, no conseguía ver. No sabia en donde estaba, estaba siendo absorbido por la estrella, en su inmensidad, yo me hacia ella, yo era pura luz, pura inmensidad.
Mi imaginación me accedió la visión dentro de la bola de luz. ¿Qué veía?
Una potente luz blanca. Ya no era humano, era luz. Luz que veía luz. Me di cuenta que como estrella me hice conciente, porque me reconocía como luz, como una estrella.
Pero no podía ser conciente de nada más. Sentí curiosidad, quise ser conciente de algo más. Así que quise ver donde no hay luz, en el “Vacío”. Pero me costaba. Me sentía como el que ve la ampolleta por demasiado tiempo y al apagarla, queda aun la luz, sin dejarme ver en la oscuridad o lo carente de luz.
Tuve una idea, me aleje de la estrella, me aleje lo bastante para poder verla a ella, completamente, ver su inmensidad. Ahora yo era una pequeña bola de luz, que pudo hacerse conciente de la inmensidad de la estrella, a cual pertenecía, como también de mi pequeñez.
Me di cuenta que si volvía a la estrella, podía darle mis conocimiento a la estrella, hacerla conciente de su tamaño, de su poderosa luz, del lugar donde se ubicaba.
En ese momento, otras como yo, salieron de la estrella, para hacerse conciente. La estrella se comenzó a desfragmentar lentamente; quería ser conciente, quería conocerse, pero su inmensidad se iba reduciendo y una gran cantidad de esferas de luz, de distintos tamaños se distancio. La unidad se hizo pluralidad para hacerse consiente de sí.
Unas bolas se acercaron a mi, y se dieron cuenta que era otra bola de luz, de distinto tamaño, pero yo era distinta a ellas, sabia algo que ellas no. Y me di cuenta que ellos sabían algo que yo no sabia y ellas también se dieron cuenta y tratamos de comunicarnos.
“A lo lejos, seguíamos siendo una sola bola de luz”.

Lo que les cuento no finalizo ahí, aunque lo que sentí fue muy grandioso. Así que después de una pausa y de disfrutar ese viaje, quise invertir las cosas, y hacerme inmenso, pero con la capacidad de ver lo diminuto. La imaginación me llevo a ver la piel de mi mano, cada vez mas cerca. Vi esa separación, esa cantidad de linean que se intercruzan una y otras. Me acerque más y habían mas separaciones. Mi acercamiento se interpreto como el de un microscopio que aumenta los lentes, que me trajo recuerdos de un microscopio que pedí para navidad haciéndome sentir muy intelectual.
Pase a otro plano, en el que veía células. Pero quería más acercamiento, del que me focalice en ir más allá del núcleo y vi grandes puntos distanciados uno con otros. Trate muchos mas y vi el “Vacío” .

Frente a estos dos viajes de mi imaginación, tuve un desarrollo de conciencia.
Tal como me imagine estando en el universo, acércame a una estrella e interactuar, también me imagine lo mas diminuto del núcleo de una célula. Vi la importancia del vacío, la pluralidad, la conciencia, como también de la unidad.


santa

Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.